lunes, 5 de noviembre de 2012

El Multimetro Análogo y Digital

El Multimetro o Tester es un instrumento al que se le puede dar distintos usos, tanto para el profesional como para el que le gusta la electrónica. Existe una gran variedad de modelos, y su elección no resulta tan sencilla a primera vista. Habrá que tener en cuenta una serie de factores.

El Multimetro o Tester es el dispositivo más utilizado para realizar todo el conjunto de medidas de comprobación y ajuste, necesarias para garantizar una correcta puesta en marcha de los equipos, así como para ayudar a la detección de cualquier tipo de anomalías durante la reparación de aparatos averiados.

Es recomendable, por lo tanto, que este aparato no falte nunca dentro del conjunto de equipos y herramientas de que dispone cualquier aficionado o profesional en su laboratorio electrónico.

El Multimetro, como su nombre lo indica, es un aparato multifunción, es decir, que nos permitirá realizar diversos tipos de medidas, de ahi que se le conozca también bajo el nombre de polímetro o multitester.

La primera distinción que debemos hacer, a la hora de elegir nuestro multimetro, consiste en diferenciar si es análogo o digital. Si tomamos un equipo de medida digital, el resultado lo obtendremos en forma de números o dígitos siendo su lectura e interpretación inmediatas. Si, por el contrario, el aparato es análogo  la medida se realizará mediante una aguja que se desplaza a lo largo de una escala graduada, la cual se tomara cuando la aguja esté en su posición de equilibrio.

El Multimetro Análogo

A la hora de adquirir un multimetro análogo hay que ser prácticos y comprar solo lo que vayamos a necesitar. Las escalas que, imprescindiblemente, debe de incorporar un multimetro que vaya a a utilizarse con aparatos y circuitos electrónicos son:

  • Tensión continua
  • Tensión alterna
  • Intensidades en continua
  • Resistencia
Con estas escalas podemos asegurar que se cubren más del 95% de las necesidades reales que van a encontrarse en la practica.

Otra escala que puede ser interesante es la medida de intensidades en alterna. También existen otras escalas que pueden presentar cierta utilidad, como las de medida de capacidad y frecuencias, aunque pueden suplirse con el multimetro que mida tensiones alternas y la circuitería adicional adecuada.

La mayoría de los multimetros suele ofrecer escala de decibeles. Tal escala es, realmente una medición de tensión alterna, para la que, además, se requieren unos condicionamientos muy precisos de la impedancia sobre la que van a medirse. Esta escala, por lo tanto, tiene una escasa utilidad para los principiantes.


Una característica útil es la que ofrecen algunos multimetros, que consiste en la posibilidad de medir el componente de corriente alterna de una tensión compuesta por la suma de una contínua y una alterna, como, por ejemplo, el rizado de una tensión continua de la alimentación o la señal alterna que se encuentra superpuesta a la continua sobre el ánodo de un Diodo. Tal característica puede también suplirse fácilmente si el multimetro no la incorpora.

El Multimetro Digital

Uno de los factores primordiales, a la hora de elegir un multimetro digital, es, sin duda alguna, el número de dígitos o cifras en que va a expresarse la medida realizada. Además, es uno de los parámetros que más condicionan el precio del mismo, a igualdad del resto de las características.

No cabe duda de que cuantas más cifras presente la lectura, mejor y más precisa será la medida. Sin embargo, debe mirarse siempre el aspecto practico de las cosas, lo cual, normalmente, redundara en un beneficio económico.

Pensemos en una medida cualquiera, por ejemplo, la tensión alterna de una red de distribución de energía  En un momento determinado, en una red de 220 voltios con un multimetro de cinco dígitos  la lectura podría ser 218,96 voltios.Con otro multimetro de tan solo 3 dígitos la misma lectura daría 219 Voltios, Por lo cual, debemos plantearnos qué medida necesitamos obtener. En la mayoría de los casos habrá suficiente con la lectura de tres dígitos, aportando la lectura de cinco dígitos una información suplementaria que, en la practica normal, pude eliminarse. Así, el exceso de dígitos en gran parte de las medidas no tiene utilidad practica.

Los multimetros digitales operan de una forma distinta a los análogos y, desde el punto de vista de su utilización  ofrecen mejores características, aunque su costo puede ser mas elevado.

Sus principales características externas consisten en que el resultado de la medida se presenta sobre la pantalla o display en forma numérica  el selector de funciones tiene habitualmente la forma de pulsadores o teclas y, en algunos casos, precisan de un cable para la alimentación a la red.

Estos multimetros, básicamente, realizan sus funciones por medio de circuitos de conversión análogo/digital, para poder mostrar las medidas a través del display. 

Ofrecen una resistencia de entrada muy elevada cuando trabajan como voltímetro y requieren que circule apenas corriente por el circuito  donde se toma la medida (excepto cuando se midan corrientes).

A la hora de adquirir cualquiera de los dos tipos de multimetros tendremos que tener en cuenta los accesorios que incorporan. Existen unos útiles para adaptarlos por presión a las puntas de medida en forma de pinza dentada, denominada pinza caminán, que permiten fijar de forma permanente las puntas a la zona que se desee medir sin necesidad de emplear las manos, quedando éstas libres para realizar todas las operaciones que se requieran durante la medida.

Uno de los parámetros más importantes, que condicionan la elección de un multimetro análogo clásico, acaso sea el de su sensibilidad, que lo hará más o menos apto para determinadas mediciones. La sensibilidad de cualquier medidor viene expresada en ohmios por voltio, y equivale a la resistencia efectiva que presenta el medidor entre bornes por cada voltio de fondo de escala que mida. Esta característica es primordial a la hora de acotar los errores de las lecturas efectuadas.
Cuanto más elevada es la sensibilidad, menor influencia sobre el circuito de medida proporciona el multimetro, y por lo tanto, menor error se tendrá en la medición.

Otra de las características en que debemos fijarnos, a la hora de seleccionar un multimetro, ya sea digital o análogo es la de los distintos valores de escala que presentan, debido a que estas pueden tomar valores que no tengan ninguna utilidad sobre as aplicaciones con que vamos a trabajar. Una de las precauciones que se deben tomar cuando utilizamos un multimetro, es la de elegir una escala de medida cuyo valor de fondo no pueda ser superado por la magnitud real del parámetro que estamos midiendo.

La selección de las distintas funciones y escalas que incorpora un multimetro se pueden realizar de distintas formas, dependiendo de si el multimetro es digital o análogo  En estos últimos suelen existir un conjunto de orificios de conexión donde cada uno de ellos corresponde a una función y a un rango de valores del parámetro que ha de medirse. En los aparatos de medida digitales, normalmente, la selección se realizará mediante un interruptor giratorio o bien a través de pulsadores, simplificándose el manejo.

La selección de un multimetro no termina en la elección de las escalas que más se adapten a nuestro trabajo, sino que también suele ser útil analizar la posibilidad que tenga de cambiar automáticamente la polaridad de la magnitud medida. Esto supone una gran comodidad, ya que, para realizar una serie de mediciones en las que se puedan alternar valores positivos y negativos, bastará con fijar una punta de prueba y con la otra ir analizando los distintos puntos del circuito sin preocuparnos de tocar el selector de funciones.

Los multimetros digitales modernos incluyen entre sus características más importantes la de selección automática, por el mismo aparato, del valor de tipo de escala de medida, de modo que solo hay que indicarle lo que queremos medir. Como puede comprenderse, tal característica es sumamente útil  pues deja las manos libres por completo y evita la incómoda tarea de ir cambiando el tipo de escala; por ejemplo, cuando tenemos que tomar valores en un circuito que van desde algunas décimas hasta decenas.

Existe un gran hueco entre los displays de dos dígitos y los de tres, así como entre los de tres y cuatro dígitos  Para cubrir este escalón se han diseñado indicadores que incorporan un primer dígito  que tan solo puede tomar los valores 0 y 1, de forma que si se pone delante de un display de dos dígitos pueden efectuarse lecturas desde 000 hasta 199. Estos multimetros reciben el nombre de 2 1/2 dígitos  Si partiéramos de un display de tres dígitos podremos obtener medidas de valores hasta 1999, tomando el nombre de 3 1/2 dígitos.

1 comentario:

  1. excelente, me sirvio de mucho, gracias y buen dia

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...